dardo_cabo> Por Rosana Guber, miembro del Consejo Académico del Observatorio
Parlamentario Cuestión Malvinas.

Dardo Cabo tenía 25 años cuando María Cristina Verrier (27), autora teatral y periodista, le propuso desviar un avión en vuelo regular a Río Gallegos, hacia las Islas Malvinas. Cabo se presentaba como periodista, aunque revistaba en las filas de la juventud peronista de la Unión Obrera Metalúrgica, de la cual su padre Armando era un connotado dirigente. Adoptando una imagen cara al nacionalismo, la aventura se llamó “Operativo Cóndor”. Junto a Cabo, investido como su comandante, y a Verrier, la única mujer, participaron dieciseis jóvenes provenientes del peronismo y del nacionalismo, que la prensa clasificó como “empleados”, “estudiantes” y “obreros”. Para difundir la proclama de soberanía sobre Malvinas, Cabo convocó al director del diario Crónica, Héctor Ricardo García, quien había difundido dos años antes el vuelo furtivo de un piloto argentino de apellido irlandés, Miguel Fitzgerald.

El Operativo se llevó a cabo el 28 de setiembre, a tres meses de asumido el General Juan C. Onganía, y poco antes de que el canciller Nicanor Costa Méndez presentara el reclamo en la conferencia anual de las Naciones Unidas. Ya en vuelo Cabo impuso al comandante del Douglas C-4, Ernesto Fernández García, el cambio de rumbo mientras que los demás comandos daban la novedad a los tripulantes y a los 34 pasajeros que incluían a García y al Contralmirante José M. Guzmán, gobernador militar de Tierra del Fuego, territorio Antártico, Malvinas e Islas del Atlántico Sur. El Douglas aterrizó en la pista de carreras hípicas de Port Stanley, que los cóndores bautizaron como “aeropuerto Antonio Rivero”. El grupo distribuyó panfletos en inglés y castellano explicando la operación, plantó siete banderas argentinas, cantó el himno nacional, y fue rodeado por curiosos, infantes de marina y poderosos reflectores. Dos días después los comandos fueron obligados a rendirse, lo que hicieron ante el sacerdote católico Rodolfo Roel. Regresaron a Ushuaia, como detenidos, a bordo del buque “Bahía Buen Suceso” de madrugada para evitar el eco periodístico. Allí permanecieron recluidos entre 9 y 12 meses. El juicio realizado en Bahía Blanca (22/11/1966), los condenó entre otros cargos, por privación de la libertad, delitos que comprometen la paz y la dignidad de la Nación, actos contrarios a la seguridad de una nave, asociación ilícita, intimidación pública, robo calificado en despoblado y con armas, y piratería. El secuestro de aviones aún no estaba penado por la ley nacional.

La aventura sería aplaudida por Juan D. Perón quien, en nota al cóndor Ricardo Ahe, destacaría el arrojo de los jóvenes frente a “la bandada de gorriones de la dictadura”. El historiador británico Arnold Toynbee, de paso por Buenos Aires en esos días, recordaría que “todos los argentinos estaban de acuerdo en sostener que las islas eran legalmente suyas, que el reclamo británico sobre ellas no tenía valor alguno y que la ocupación británica de las islas es, en consecuencia, una ocupación ilegítima”.

Cabo se sumaría tiempo después a la lucha armada autoadscripta al peronismo Montonero. Detenido en abril de 1975 durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, sería fusilado el 6 de enero de 1977, ya bajo el Proceso de Reorganización Nacional.

Bibliografía:

ANZORENA, Oscar. 1989. JP. Historia de la Juventud Peronista 1955-1988. Buenos Aires, Ediciones del Cordón.
ASI Semanario. 1966. Buenos Aires, XII:560.
BASCHETTI, Roberto (comp.). 1988. Documentos de la Resistencia Peronista 1955-1970. Buenos Aires, Ediciones Puntosur.
Crónica Diario. 1966. Buenos Aires.
GARCÍA, Héctor. 1993. Más de cien veces me quisieron matar. Buenos Aires, Editorial Sudamericana.
GILLESPIE, Richard. 1987. Soldados de Perón. Los Montoneros. Buenos Aires, Editorial Grijalbo.Guber, Rosana. 2000. “Un gaucho y 18 cóndores en las Islas Malvinas. Identidad política y nación bajo el autoritarismo argentino”. Mana 6(2):97-125, PPGAS, Museu Nacional de Río de Janeiro.
GUBER, Rosana. 2002. “1966: La otra ‘Operación Cóndor’” en Todo es Historia 417:18-26.
JAURETCHE, Arturo. 1969/1983. “El comando “Condor” y el Almirante Guzmán”. Mano a mano entre nosotros. Buenos Aires, Peña Lillo editor, pp. 117-122.
PEREIRA, Susana (comp.). 1984. Viajeros del siglo XX y la realidad nacional. Buenos Aires, Centro Editor de América Latina.